INFERTILIDAD FEMENINA

Infertilidad Femenina

Se sospecha de infertilidad cuando una pareja mantiene relaciones sexuales de manera continua, incluso en los días en los que por ciclo hormonal se lleva a cabo la ovulación y no se logra el embarazo en un promedio de 1 año.

El 30% de los casos de infertilidad son masculinas, otro 30% femeninas 20% Infertilidad mixta y un 20% no se logra identificar una causa determinada.

En algunos ámbitos los términos infertilidad y esterilidad se utilizan como sinónimos para definir a aquellas parejas con algún problema para tener un hijo, pero médicamente la distinción es clara, ya que infertilidad se refiere a la dificultad y esterilidad a la imposibilidad.

Esta definición se basa en la estimación de una probabilidad del 85% de quedar embarazada a lo largo de un año en condiciones normales. Es importante saber que la especie humana no tiene un alto poder reproductivo, se habla de un 25% de posibilidad de embarazo en la relación sexual mantenida en el momento de ovulación de una mujer. Aproximadamente 1 de cada 6 parejas en edad fértil tendrá alguna dificultad para concebir (15% -17%).

Un 80% de los casos de infertilidad femenina se debe principalmente a estas causas:

Edad avanzada: sabemos que a partir de los 35 años el potencial reproductivo disminuye y que después de los 40 años, la posibilidad de embarazo por mes es menor del 10%. Factor tubo-peritoneal: Cuando las Trompas de Falopio se encuentran con algún tipo de lesión.

Anovulación: Cuando el óvulo no llega a ser expulsado por el ovario, ya sea por no haberse formado o por no alcanzar la madurez necesaria. En este grupo se encuentran englobadas las pacientes con Ovarios Poliquísticos. Endometriosis: Cuando el tejido uterino se encuentra fuera del útero.

Otros factores de riesgo: Miomas, Enfermedades de transmisión sexual, Enfermedades crónicas, como diabetes, cáncer, enfermedad del tiroides, asma o depresión. Toma de medicación como antidepresivos o esteroides. Obesidad con Indice de masa corporal 30 o bajo peso superior al 25%.

Factor Tuboperitoneal

Alrededor de 25% de los casos de la esterilidad femenina se debe a un factor tubárico, es decir a una alteración de las trompas de Falopio. En condiciones normales, las trompas se comportan como una caña de pescar recogiendo el óvulo liberado en la ovulación, transportar los espermatozoides hacia el óvulo y de conducir el óvulo ya fertilizado hasta el útero. El daño de las trompas parcial, por una adherencia o completo (obstrucción tubárica) impedirá este transporte y como consecuencia no se producirá la fecundación.

El daño tubárico puede producirse por infecciones que ascienden desde el cuello uterino o útero hacia las trompas (Enfermedad Inflamatoria Pélvica, EIP), o bien por continuidad desde la cavidad abdominal por ejemplo una apendicitis. Los gérmenes más frecuentemente implicados en la EIP son Gonorrea, Clamidia y otros patógenos que producen una reacción inflamatoria que provoca cicatrización anómala que no permite el buen funcionamiento de las trompas. Se estima que con un episodio de enfermedad pélvica aguda habrá un 30% de esterilidad, con dos un 50% y con tres hasta un 70%. Otro tipo de factores que causan bloqueo tubárico son la cirugía pélvica anterior que haya producido fenómenos de adherencias a nivel tubárico o la endometriosis.

Además de la imposibilidad de tener un embarazo, el factor tubo-peritoneal se relaciona frecuentemente con embarazo ectópico, que es cuando el embrión no llega a la cavidad uterina por alteraciones en el diámetro y parte interna de la trompa que impide su transporte adecuado.

Si la trompa colecciona líquido (hidrosalpinx), se convierte en una fuente potencial de infecciones crónicas. Se recomienda la éxeresis ( del hidrosalpinx previo a la realización de un ciclo de FIV, ya que además ese líquido puede ser perjudicial para la implantación del embrión.

El tratamiento de reproducción mas efectivo, por encima de la microcirugía tubárica, son las Técnicas de Reproducción Asistida (TRA) complejas como el FIV/ICSI. ( Fertilización in Vitro/ Inyección intracitoplásmica espermática).

Ovarios Poliquísticos

Endometriosis

Desórdenes ovulatorios

Los tratamientos en cada uno de los casos de infertilidad, deben ser valorados en conjunto por los especialistas en Andrología y Biología de la Reproducción, quienes le orientarán sobre las pruebas necesarias para determinar el origen y poder indicar un tratamiento favorable en cada caso en particular.

Infertilidad Femenina
Infertilidad Femenina
Infertilidad Femenina
Infertilidad Femenina

Sección Enfermedades