CLIMATERIO Y MENOPAUSIA

Climaterio y Menopausia

La menopausia es un cambio natural en el organismo de las mujeres, se refiere a la fecha de la última regla en la cual, de forma variable, el ovario deja progresivamente de producir hormonas. La menopausia espontánea queda establecida al transcurrir 12 meses consecutivos de amenorrea (no aparición de la menstruación) sin otra causa aparente y por tanto sólo puede reconocerse de manera retrospectiva.

Los términos menopausia y climaterio aunque tienen un significado diferente son, a menudo, utilizados indistintamente. El término climaterio define el periodo de la vida de la mujer que se extiende desde 2-8 años antes de la fecha de la menopausia hasta 2-6 años después de la última menstruación.

La edad de presentación de la menopausia espontánea se sitúa entre los 45 y 55 años, con una media en torno a los 50-51 años, tanto en la población mundial como en nuestro entorno. Los factores que más influyen en la edad de presentación son los antecedentes familiares y los hereditarios. El tabaco también se ha asociado de forma consistente a un comienzo más temprano de la menopausia (1-2 años)18,19. La menopausia se considera precoz cuando aparece antes de los 40 años.

Alrededor del periodo de la menopausia, algunas mujeres presentan síntomas, generalmente auto limitados. Estos síntomas, aunque no son una amenaza grave para la salud, pueden resultar molestos y en ocasiones limitan la actividad.

Menopausia prematura: Cuando el cese de la menstruación ocurre a una edad menor a dos desviaciones estándar de la media estimada para una población de referencia. Se acepta la edad menor de 40 años como criterio práctico.

Menopausia tardía: Cuando el cese de la menstruación ocurre después de lo estimado en una población de referencia. Se acepta 54 años de edad como criterio práctico.

Menopausia inducida: Cese de la menstruación debido a pérdida de la función ovárica por extirpación quirúrgica de ambos ovarios (con o sin histerectomía) o daño de la función ovárica por quimioterapia o radiación.

CLIMATERIO:

El climaterio es el proceso de envejecimiento durante el cual una mujer pasa de la etapa reproductiva a una etapa no reproductiva, cuando hay síntomas se usa el término “síndrome climatérico”.

SINDROME CLIMATÉRICO:

Es el conjunto de síntomas y signos que anteceden y siguen al cese total de la menstruación, como consecuencia de la pérdida de la función ovárica. Diversos estudios han mostrado una asociación entre determinados factores de riesgo y la frecuencia e intensidad de los síntomas vasomotores.

FASES DE LA MENOPAUSIA:

La pérdida hormonal no se suele producir de manera brusca. En la mayoría de las mujeres, suele darse un primer período, conocido como Premenopausia, en el que se desarrolla una transición hacia la menopausia, durante un tiempo aproximado de unos 5 años, aunque puede ser más corto y precoz en mujeres fumadoras y sujetas a estrés, al igual que en mujeres operadas de útero y ovarios.

Así, en la Premenopausia, se producen diferentes cambios que pueden afectar tanto al ritmo físico de la mujer, como son la prolongación de la etapa entre menstruaciones, los síntomas vasomotores, la sequedad en la piel y mucosas (también en la vagina), el cambio en la distribución de la masa corporal y el inicio de un incremento en el ritmo de pérdida de la masa ósea; como a aspectos psicológicos de su vida, produciéndose cambios emocionales, depresión, ansiedad o pérdida de la capacidad de atención.

Posteriormente, se produce la Menopausia propiamente dicha, delimitada por la fecha de la última menstruación, que es el signo que marca la irrupción de una nueva etapa en la vida de la mujer, en la que desaparece su capacidad fértil y que se prolonga paulatinamente hasta llegar a la Postmenopausia, etapa anterior a la Vejez.

No obstante, todas estas etapas comprenden un fenómeno natural y evolutivo de adaptación, y que de acuerdo a la intensidad de su sintomatología pueden ser tratadas para permitir una vida plena y de calidad durante esta transición.

1. Factores de Riesgo NO modificables:

Raza. Menopausia inducida. Padecimientos crónicos.

2. Factores de riesgo modificables:

  • Obesidad.
  • Tabaquismo.
  • Sedentarismo.
  • Escolaridad.
  • Historia de ansiedad y depresión.
  • SIGNOS Y SÍNTOMAS:

    Es importante que las mujeres que se encuentran en este rango de edad acudan a revisión con su ginecólogo, puesto que predispone a padecer ciertas enfermedades como lo son:

  • Afecciones cardiovasculares
  • Insuficiencia coronaria
  • Infarto al miocardio
  • Diabetes mellitus
  • Neoplasias
  • Trastornos de personalidad
  • Osteoporosis
  • Las manifestaciones clínicas del síndrome climaterio son debidas a la disminución hormonal, la cual es secundaria a la pérdida de la función ovárica, y son las siguientes:

  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Llanto fácil
  • Ansiedad
  • Angustia
  • Aislamiento
  • Falta de comunicación
  • Disminución de la libidov
  • Sentimiento de minusvalía y devaluación
  • Estrés
  • Trastornos en la menstruación que varía en el ritmo, cantidad y duración
  • Bochornos
  • Sudoración
  • La prevención va encaminada a mejorar la condición de vida de las mujeres en esta etapa de la vida y dentro de las medidas higiénico-dietéticas que se deben llevar a cabo son las siguientes:

    Llevar una dieta equilibrada, reduciendo el consumo de carbohidratos, lípidos y proteínas. Incrementar el consumo de alimentos ricos en calcio Realizar ejercicio diariamente, acorde a las condiciones de salud y edad.

    Evitar el aislamiento, propiciando la integración a grupos voluntarios o sociales cuya actividad sea a fin a sus intereses.

    Vasomotores (sofocos)

    Se manifiesta como una repentina sensación de calor y ansiedad provocando un aumento del flujo sanguíneo de la piel del cuello, cara y tórax, acompañado de sudoración y palpitaciones.

    Se produce en general por estrés emocional, comidas copiosas, consumo de alcohol y cambios bruscos de la temperatura. En el 20% de las mujeres persiste por más de 5 años. Son fácilmente tratables.

    Insomnio:

    Normalmente, los episodios de insomnio suelen estar ligados a los sofocos, así que al tratar éstos mejora considerablemente la calidad del sueño de la mujer, siempre que el insomnio no sea provocado por factores psicológicos.

    Aumento de peso:

    La menopausia se relaciona con cambios metabólicos que suelen producir un incremento en la grasa corporal, lo cual provoca sobrepeso e incluso obesidad.

    La grasa corporal, que a los 20 años es del 26%, sube al 33% a los 40 años y al 42% a los 50 años.

    La vida sedentaria aceleraría este proceso. En muchas mujeres se produce aumento de peso mientras que en otras aparecen tan solo modificaciones de la distribución grasa sin cambios en la balanza. Esto no solamente representaría un factor estético sino también de riesgo cardiovascular y de diabetes.

    Osteoporosis:

    La pérdida de masa ósea, es decir, de la cantidad de hueso que tenemos, es debida a la descalficicación que sufren los mismos y que, en los casos de las mujeres, se ve intensificada por la pérdida de la acción protectora que las hormonas femeninas ejercen sobre ellos.

    En la actualidad, se sabe que existe una importante relación entre la disminución de la masa ósea y el riesgo de fracturas. La detección precoz de la pérdida excesiva de la masa ósea de nuestro cuerpo es de la única manera que podemos prevenir la aparición de la osteoporosis y por tanto de las fracturas.

    El método para detectarlo es la Densimetría ósea de Columna Lumbar y Fémur. Consiste en una prueba indolora, parecida a una exploración con rayos X y que es recomendable en aquellas mujeres que se encuentren entre estas variables .

    El método para detectarlo es la Densimetría ósea de Columna Lumbar y Fémur. Consiste en una prueba indolora, parecida a una exploración con rayos X y que es recomendable en aquellas mujeres que se encuentren entre estas variables.

  • Menopausia precoz antes de los 40 años.
  • Tratamiento prolongado con corticoides, hormona tiroidea, ansiolíticos, anticonvulsivantes antiacidos.
  • Tabaquismo.
  • Bajo peso.
  • Mujeres que padecen Anorexia Nerviosa, Insuficiencia renal crónica, Hipertiroidismo, Patología de la glándula suprarrenal, Insuficiencia Hepática, Diabetes Mellitus Inmunodependiente, Mieloma Múltiple, Gastrectomizadas, Enfermedad Obstructiva.
  • Pulmonar, Post transplantados.
  • Inmovilización prolongada.
  • Antecedentes familiares de osteoporosis.
  • Fracturas previas sospechosas.
  • Evidencia Radiológica de osteoporosis.
  • Durante la menopausia son frecuentes las alteraciones del estado de ánimo que se manifiesta por, disminución de la energía, cansancio, abatimiento, falta de concentración,ansiedad,irritabilidad y en muchos de los casos estrés y agresividad.

    Es bien conocido que los estrógenos ejercen una función importante en el Sistema Nervioso Central y son responsables de la sensación sicológica de bienestar. Es un momento de la vida de la mujer en el que se produce una leve inestabilidad emocional al saber que han perdido la capacidad reproductora.

    Muchas mujeres sienten que al desaparecer su función de la maternidad, dejan de ser valoradas por su entorno social, lo que les afecta de manera directa.

    También, esta etapa suele coincidir con la convivencia con hijos adolescentes y sus crisis, y a la mujer le cuesta asumir el crecimiento de los hijos como seres individuales y como personas independientes. También suele ser un momento en el que, con frecuencia, los hijos abandonan la casa, produciendo el famoso síndrome del nido vacío. Si se ha depositado en ellos la razón de ser, la partida de los mismos, aún en situaciones felices, se llena de hostilidad, disputas y sentimientos de soledad.

    Cambios en la vida sexual:

    Con frecuencia, muchas mujeres tienden a pensar que con la menopausia su vida sexual va a cambiar empeorando sustancialmente o incluso a desaparecer.

    Es cierto que la falta de estrógenos a veces produce sequedad vaginal lo que genera una vida sexual incómoda. No obstante, la falta de lubricación en el coito es fácilmente tratable. Otras mujeres, entienden que la menopausia puede conllevar una disminución de la líbido o falta de apetito sexual. Sin embargo, la disminución hormonal no siempre es un factor determinante de estos síntomas, ya que una relación sexual satisfactoria depende también de factores educacionales y sociales, religiosos, de dinámica con la pareja o de alteraciones sexuales masculinas.

    Por el contrario muchas mujeres, ya libres del fantasma de un embarazo no deseado, logran vivir más plenamente su sexualidad.

    Efectos cardiovasculares:

    El estado del aparato cardiovascular es uno de los aspectos más importantes de la salud de la mujer durante la menopausia. Los estrógenos actúan como protectores de posibles enfermedades cardiovasculares, actuando sobre el mantenimiento del flujo vascular, desarrollando una acción vasodilatadora y controlando los niveles, por ejemplo del colesterol total o los triglicéridos mujer y de su esperanza de vida en el período posmenopáusico.

    No debemos olvidar que los factores de riesgo ligados a los hábitos de vida como fumar, llevar una vida sedentaria, obesidad o el estrés desempeñan el papel más importante en la aparición de complicaciones cardiovasculares como los infartos al miocardio.

    Por ello, es importante, que con la pérdida de estrógenos la mujer controle su estado cardiovascular realizándose revisiones frecuentes y recibiendo el tratamiento adecuado para su caso particular, además de procurar llevar una vida sana y una alimentación equilibrada.

    El tratamiento de todos estos síntomas deben ser evaluados por el especialista, ya que se debe individualizar el beneficio de cada una de las alternativas terapéuticas en pro de una buena calidad de vida para las pacientes.

    Climaterio y Menopausia
    Climaterio y Menopausia
    Climaterio y Menopausia
    Climaterio y Menopausia

    Sección Enfermedades